La Infancia y Adolescencia Misionera (IAM) es una Obra Misional Pontificia que promueve la animación, formación y comunión misionera de los niños, adolescentes y sus animadores para que cooperen con la evangelización universal, especialmente de los niños y adolescentes.

Fue fundada en 1843, por un Obispo francés, monseñor Carlos Augusto de Forbin-Janson, obispo de Nancy (Francia).

La IAM está implantada en más de 110 países de todos los continentes y ayuda a millones de niños y adolescentes del mundo.

El objetivo General de la Obra es lograr que los niños crezcan en su espíritu misionero universal y sean apóstoles de los niños de todo el mundo.

¿Quiénes pueden pertenecer a la Infancia Misionera?

Todos los niños bautizados, desde los 4 años hasta los 13 años de edad. Padres de familia, catequistas, religiosos y religiosas, jóvenes y sacerdotes, participan de esta obra como animadores.

En nuestra comunidad se encuentra funcionando en Capilla Ntra. Sra. de Luján, Ntra. Sra. de Caacupé, y en la parroquia, en las cuales participan alrededor de 20 niños por comunidad.

Hace aproximadamente 20 años que se fundó en dos de las comunidades hasta que hace tres años se inició en la capilla Ntra. Sra. de Caacupé en conjunto con la Catequesis Familiar .

La metodología de la IAM se basa en la Escuela con Jesús, que se divide en cuatro encuentros (uno por semana): Catequesis misionera (se escucha), Espiritualidad misionera (se interioriza), servicio misionero (se vive la palabra), comunión misionera (se celebra y se comparte).

Dentro de la IAM también tenemos lo que es la animación, y momentos de juegos, y convivencias en donde nos reunimos todas las comunidades a celebrar y compartir lo vivido durante los encuentros anteriores.

Además participamos de encuentros Diocesanos en conjunto con los niños en donde hacemos comunidad con las demás parroquias y capillas de la Diócesis de San Miguel .