La Capilla Nuestra Señora de Luján y San Francisco de Asís comienza gracias a la presencia y las misiones de los misioneros de la Sagrada Familia que llegan al barrio en el año 68. En la década del 80, el P. José María, es quien impulsa la creación del Movimiento Catequístico “Familia de Jesús”, con más de 100 catequistas de las comunidades de Primavera, Arricau y San Atilio. Y se comienza con el sueño de la construcción de la Capilla, la piedra fundamental fue colocada en Alsina y Tapí, pero ante la necesidad de otra escuela en el barrio se cede este lugar para la hoy escuela N° 23, y se levanta la Capilla en su actual ubicación en Carabobo y Alsina, en ese entonces funcionaba allí el Grupo Scout San Francisco de Asís.